Saltar al contenido

Las mejores máquinas de cupcakes

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Los cupcakes es un postre que se ha puesto de moda. Y para los amantes de la repostería, las máquinas para hacer cupcakes son un aparato muy tentador.

Los cupcakes son una especie de magdalenas pero con la cabeza más plana para poder añadir sobre ella decoraciones. Por ello, muchas máquinas de cupcakes tienen la posibilidad de crear magdalenas también.

Poder tener tus propios cupcakes, hechos en casa y con los ingredientes que queramos, es algo que nos suena bien a todos. Y estos aparatos nos lo ponen más fácil por un precio generalmente asequible.

Aunque encontraremos numerosas opciones, para nosotros destaca la opción 3 en 1 de [amazon link=»B00GJ9MA2W» title=»Babycakes Multi-Treat»] sobre el resto. Es rápida, funcional y fácil de limpiar. Dispone de 3 placas para cocinar tanto cupcakes como rosquillas o donuts y cake-pops. ¡Tentador para los más golosos!

[amazon box=»B00GJ9MA2W»]

A tener en cuenta

Las máquinas de cupcakes fueron diseñadas para simplificar el proceso de cocinar estas magdalenas. Ya no necesitaremos estar pendientes del horno. Simplemente tendremos que verter la masa en el molde de la máquina y esperar unos pocos minutos.

A pesar de todo, tendremos que tener en cuenta una serie de características para que esta herramienta cumpla nuestras expectativas sin problemas:

La característica indispensable: El sistema antiadherente en ambas placas

En primer lugar, aclarar que una máquina de cupcakes funciona de forma parecida a una sandwichera. Tiene una forma concreta, donde se pone la masa y se cierra la tapa superior.

Una vez cocinado todo, el cupcake se hincha hasta tomar la forma de la placa metálica que tuviera la tapa. Cuando está listo, se debe poder sacar con facilidad. Y, para ello, es indispensable que ambas placas cuenten con un sistema antiadherente o se nos estropearán los dulces.

Si no cuenta con esta característica, habremos tirado el dinero a la basura.

Potencia

Cuanto mayor potencia tenga la máquina, más rápido estarán listos los cupcakes. Una buena potencia para este tipo de máquinas es a partir de 700W.

Capacidad

Las máquinas de cupcakes tienen huecos redondos donde se cocinarán. Cuantos más tengan, más cantidad podremos hacer en una sola tanda.

Por norma general, la mayoría de las máquinas contarán con 6 u 8 huecos, pero podremos encontrar con más cantidad si queremos hacer cupcakes más pequeños.

Extras

Algunas máquinas no sólo nos permiten hacer cupcakes. Podremos también, con el mismo aparato, cocinar otro tipo de magdalenas y postres o, incluso, donuts.

Además, podrán incluir dispositivos de seguridad interesantes como el asa fría durante su uso o la base antideslizante.

Babycakes Multi-Treat: El más versátil en repostería (3 en 1)

[amazon box=»B00GJ9MA2W»]

Entre las mejores opciones para hacer cupcakes nos encontramos con este modelo de Babycakes, capaz de hacer cupcakes, donuts o, incluso, cake-pops (esos bizcochos redondos y compactos que se sirven con un palito de bambú clavado). ¡Muy versátil si nos gusta la repostería!

Se trata de un modelo muy interesante ya que cuenta con 3 placas intercambiables según lo que queramos hacer.

En cuanto a cantidades, tiene huecos para hacer 7 cupcakes, 7 donuts o rosquillas o 12 cake-pops. Además incluye un recetario con consejos y sugerencias para inspirarnos.

Por supuesto, todas las placas cuentan con un sistema antiadherente que funciona incluso tras mucho tiempo de uso. Este sistema, junto con la posibilidad de desmontar las placas, hace que esta máquina sea relativamente sencilla de limpiar.

Con una potencia de 760W, el precalentamiento y la cocción será realmente rápidos. En tan sólo unos pocos minutos podremos empezar a verter la masa. Y tras verterla necesitaremos alrededor de unos 7 u 8 minutos para poder sacar nuestros cupcakes listos para consumir.

Esta máquina dispone de un sencillo indicador luminoso que nos indica cuando está encendida. Para comenzar a utilizarla sólo habrá que esperar que se ponga el piloto verde, que es cuando las placas han llegado a la temperatura adecuada para verter la masa y empezar a cocinar.

Si tuviéramos que ponerle una pega es que los moldes de las magdalenas o cupcakes son más pequeñas de lo que aparentan (unos 5cm de diámetro). Y dependiendo de lo que vayamos buscando, esto podría ser un problema para algunos usuarios.

Como mecanismo de seguridad cuentan con una carcasa y el asa de tacto frío, para evitar quemaduras durante su manipulación.

También cuenta con un dispositivo para evitar sobrecalentamientos en la máquina y unos pies de caucho antideslizantes para impedir accidentes.

Holstein Housewares: cupcakes más gandes

[amazon box=»B074CQ7HQ6″]

Holstein es una marca norteamericana que produce una gran variedad de pequeños electrodomésticos y utensilios que son verdaderos ayudantes en las creaciones de repostería.

Entre sus «makers» encontramos esta máquina pensada para hacer cupcakes extra grandes, porque a diferencia de otras máquinas de la comparativa que los hacen más pequeños, con esta obtendremos cupcakes unos 7cm de altura y 5 cm de ancho en su base para decorar.

Con 800W, es también una de las opciones más rápidas a la hora de cocinar nuestros cupcakes. En 7 minutos tendremos 6 cupcakes listos para disfrutar.

Sus placas, con 6 huecos para los cupcakes, tienen una capa antiadherente de alta calidad, para evitar que el postre se quede pegado tras su cocinado. Esto ayuda a que sea muy sencilla de limpiar tras su uso.

A lo igual que el resto de electrodomésticos de la marca, dispone de un indicador luminoso para mostrar que la máquina está encendida y otro que nos indica que ha alcanzado la temperatura óptima de uso.

Tiene una base antideslizante como método de seguridad, además de un cierre para evitar que se salga la masa caliente durante su uso.

Como otros modelos, tiene un asa de tacto frío y un sistema de seguridad que mantiene cerrada el asa durante la cocción.

Entre sus extras incluye un libro de recetas para sacarle el máximo provecho a nuestra máquina.

Babycakes Full Size: ¡12 cupcakes en minutos!

[amazon box=»B00HMJEF6M»]

La marca Babycakes tiene entre sus opciones, esta otra máquina para hacer cupcakes en cantidad. Con 1200W, destaca por la rapidez de calentamiento y cocinado de las magdalenas y, por supuesto, por su precio. ¡En tan sólo 8 minutos, tendremos 12 cupcakes listos para ser saboreados!

Como cabía esperar, cuenta con el recubrimiento interior antiadherente. Esto logra que no tengamos que añadir mantequilla o grasas extra para poder sacar los alimentos una vez cocinados.

Las placas son fijas, por lo que no es especialmente fácil de limpiar. Gracias al antiadherente la mayor parte de las veces bastará con pasarle un paño húmedo a las placas después de su uso, pero si queremos mayor limpieza… no será tan sencillo.

Otra opción es utilizar algún spray de cocina o mantequilla, evitará restos de masa y nos facilitará la tarea al momento de extraer el cupcake del molde.

Dispone de un indicador luminoso para mostrar que la máquina está encendida y otro que nos indica que ha alcanzado la temperatura óptima de uso.

También cuenta con un cierre de seguridad, para evitar accidentes durante su utilización y para poder guardarlo verticalmente, ahorrando espacio de almacenamiento.

Con este modelo, por un buen precio obtendremos una máquina funcional que nos permitirá tener nuestras propias magdalenas para toda la familia a un precio más que económico.

Disney Minnie Mouse: La más compacta

[amazon box=»B00VNMLROM»]

Si lo que queremos es una máquina de cupcakes como capricho pero no tenemos muy claro si la vamos a usar realmente, la marca Disney nos ofrece esta opción compacta. Por unos 340 pesos, nos podremos hacer con una máquina de cupcakes.

De pequeñas dimensiones, sólo permite hacer 4 cupcakes en cada tanda, por lo que es ideal para hacer porciones individuales o simplemente utilizar de tanto en tanto.

Cuenta con un cierre de seguridad en la tapa, lo que facilita su almacenamiento pudiendo guardarse verticalmente. Además, cuenta con un espacio para almacenamiento del cable.

Para que no tengamos malas pasadas, tiene una base antideslizante para evitar que se mueva de la encimera.

Entre sus extras, la compra incluye unos moldes de papel con estampado animal y un molde de silicona con forma de lazo, para poder servir nuestras recetas de la manera más profesional posible.

De hecho, recomendamos utilizarl los moldes para poder sacar los cupcakes de forma más sencilla y rápida y que, si rebosase la masa, se caiga al hueco y no por la máquina. Lo agradeceremos a la hora de limpiarla.

Cuando se agoten, esos moldes de papel se pueden comprar en cualquier tienda.

Sunbeam Cupcake Maker: con un diseño a juego y divertido

[amazon box=»B003TS94JS»]

Sunbeam es una marca que seguramente conocemos por sus abrigadas mantas térmicas y almohadillas de calor terapéuticas, pero que también se dedica a fabricar electrodomésticos como esta cupcake maker.

Su diseño de fantasía en forma de cupcake gigante, es ideal para tenerla presentada en la cocina o incluso en cumpleaños, baby shower o encuentros con amigos e ir preparando cupcakes en el momento.

Además, en tan solo 8 minutos podemos tener 6 cupcakes en su punto justo de de humedad y perfectamente horneados, que no tardaran mucho en enfriarse para poder ser decorados.

Se trata de una máquina muy sencilla y fácil de utilizar, con placas antiadherentes para facilitar la extracción de las magdalenas o la limpieza de la máquina tras su uso. Además, si se utilizan moldes apenas tendremos que limpiarla.

Dispone de los tradicionales indicadores de luz para mostrar cuándo está encendido el aparato y cuándo está listo para ser utilizado. En cuanto a seguridad, dispone de un asa integrada a la carcasa totalmente aisladas del calor.

Tiene dos pegas. Una es que lo que suma en diseño, lo resta en almacenamiento, ya que su carcasa abovedada ocupa más espacio que cualquier otra máquina para hacer cupcakes (34 x 21 cm aproximadamente).

La otra es su precio, por encima de los 80 dólares; la cupcake maker más bonita, pero también la más cara de la comparativa.