fbpx Los mejores baumanómetros - tensiómetros digitales • CompraMejor USA Saltar al contenido

Los mejores baumanómetros – tensiómetros digitales

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Al visitar a un especialista, suele medirnos la tensión arterial con un baumanómetro analógico. Para efectuar la lectura de la tensión hay que prestar atención a los sonidos que se escuchan en el estetoscopio, e ir mirando el visor con la aguja. Si bien un baumanómetro analógico puede ser puede ser más preciso en la medición, su uso no es sencillo puesto que requiere un conocimiento previo.

Un baumanómetro digital, por su facilidad de uso, permite que cualquier persona, pueda medirse la tensión. Los expertos han probado algunos de ellos y han elegido [amazon link=»B01KVO1I7S» title=»Omron M7″],  como el favorito.

[amazon box=»B01KVO1I7S» description=» «]

 

¿Por qué un baumanómetro digital?

Esta especialmente indicado en personas que necesitan monitorear su presión arterial con frecuencia, como personas con problemas de hipertensión, deportistas, etc.

Los baumanómetros digitales son sencillos de utilizar y no se necesita ningún conocimiento previo como en los analógicos. Basta con colocarse el brazalete, presionar algunos botones y el aparato nos brindará la lectura de la tensión.

No solo ofrecen información sobre la medición del pulso, sino que nos alertan cuando la lectura efectuada no está dentro de los rangos recomendados (hipertensión o hipotensión); en su mayoría poseen un indicador del ritmo cardíaco y un detector de algunos tipos de arritmias. Si se sufre de alguna arritmia específica, lo ideal es utilizar un baumanómetro especialmente indicado para ésta patología.

Incorporan una memoria que resulta útil si debemos monitorear la tensión con frecuencia. Poder contar con un registro de los valores de la tensión, será de gran utilidad tanto a nosotros como a nuestro médico.

 

Recomendaciones

Hay dos tipos de baumanómetros, de muñeca o de brazo. Por su precisión, los de brazo son más apropiados por su cercanía con el corazón,  puesto que se colocan por encima del codo y además por el brazo circula una única arteria; a diferencia de los de muñeca que se colocan más alejado del corazón y en dónde a esa altura la arteria se bifurca.

Debe estar homologado y validado, ya que esto nos asegura que realmente mida la tensión y que lo realice correctamente. Al tratarse de nuestra salud, debemos poder fiarnos del aparato que utilicemos para cuidarla.

El brazalete y la talla de nuestro brazo. Antes de comprar un baumanómetro, debemos medir la circunferencia de nuestro brazo y prestar atención si está dentro de las medidas que se especifican en el brazalete, o caso contrario comprar uno que se adapte a nuestro brazo. Si la talla no es la adecuada, afectará a la medición.

Medirse la tensión siempre en el mismo momento del día. Más allá del aparato que utilicemos, el “cuándo” lo hagamos, es importante. Al despertar la tensión suele estar más elevada, luego de la comida y por la noche suele estar más baja. Por esto es importante que la medición se realice siempre en el mismo momento.

Por tratarse de un aparato de medición, cada un período de dos años aproximadamente, requiere un chequeo y calibrado. Es importante que la marca del baumanómetro cuente con un buen servicio técnico.

Importante: un baumanómetro de éste tipo nos ayuda a vigilar la tensión de forma cotidiana, pero nunca debe ser utilizado para reemplazar las mediciones periódicas efectuadas en la consulta médica.

 

El especialsita: Omron M7

[amazon box=»B01KVO1I7S» description=» «]

Este tipo de aparatos no suelen ser económicos, con lo cual el Omron M7 es uno de los que mejor se adecua en cuánto a precio y funcionalidad.

Permite la medición de la presión y detectar casos de hipertensión o hipotensión. También mide el pulso cardiaco y notificarnos sobre irregularidades en los latidos, a partir del detector de latidos irregulares.

La interfaz y el panel de control son bastante intuitivos, podremos ver los valores de la medición en números bien grandes y con un gran contraste; incluso permite visualizar la mínima y la máxima dentro de una escala de valores y no de colores, orientándonos de manera más precisa que le resto de los baumanómetros.

A diferencia de otros modelos de Omron, incorpora Omron Connect, que permite conecta el tensiómetro a la aplicación móvil y permitir una lectura mucho más sencilla mediante gráficos y la posibilidad de guardar un histórico de nuestra mediciones mucho más exhaustivo con respecto a lo que permite la propia memoria de los tensiómetro.

El brazalete ayuda a la correcta colocación del mismo gracias al sensor de posición, que guía la muñeca hasta el nivel del corazón para obtener mediciones más precisa. Además, el sensor de error de movimiento nos avisa cuando debemos repetir la toma de tensión, ya que detecta el movimiento excesivo de la muñeca que produce lecturas erróneas.

Realiza hasta tres lecturas seguidas en un promedio de 10 minutos y tiene capacidad de registro de memoria para dos usuarios distintos: 100 memorias por usuario.

Su brazalete incluye la tecnología “Intelli Wrap Cuff”, que es lo que la propia marca publicita como “precisión 360 grados”, al conseguir resultados precisos en cualquier posición alrededor del brazo superior.

El brazalete se adapta de 22 a 42 cm, y trae impresa una guía para su correcta postura en el brazo. Incluye la tecnología “Intellisense” que garantiza una presión correcta de inflado del brazalete y no inicia la medición de la tensión hasta que éste no esté correctamente colocado, garantizando una óptima lectura de los resultados.

Aunque es un poco más grande en comparación con otros baumanómetros (12,4 x 16,1 x 9 cm) y pesa alrededor de 500 gramos, se puede guardar fácilmente de forma compacta en el botiquín o incluso en nuestros viajes, gracias a la funda para almacenamiento que trae incorporada.

Algunos expertos han notado al tomarse la presión, arroja valores con una pequeña variación. En éste caso es importante recordar, que es normal que durante el día la presión varíe, y que lo aconsejable es tomársela siempre a la misma hora durante un período de tiempo prolongado, para establecer un patrón.

 

Otro especialista: Beurer BM 55

[amazon box=»B07BWPG3YM» description=» «]

Cuando de salud se trata, nada mejor que contar con una buena marca que nos brinde confianza, como es el caso de Beurer.

Permite la medición de la presión y detectar casos de hipertensión o hipotensión, gracias al indicador que situará el valor dentro de una escala de colores para orientarnos mejor.

Mide también el pulso cardíaco, tiene un pequeño corazón en el visor que parpadeará siguiendo los latidos de nuestro corazón, además de arrojarnos el valor numérico en pantalla. También permite detectar irregularidades en los latidos como las arritmias.

El brazalete se adapta a nuestro brazo y cuenta con un indicador de reposo para detectar la estabilidad hemodinámica (estabilidad del flujo sanguíneo) y obtener resultados de medición más precisos, con lo cual las mediciones las podremos realizar tanto sentados como acostados.

La textura de la tela del brazalete es suave, al mismo tiempo que acolchado para que no genere molestias y sea confortable durante la medición.

La interfaz y el panel de control son bastante intuitivos, los botones son claros y blandos de accionar, además la gran pantalla con números de buen tamaño y un alto contraste ayuda a ver la información de forma clara, por lo que podrán ser utilizados sin problemas por personas mayores. También es cierto como afirman algunos expertos, es que los números de la fecha y la hora se quedan un tanto pequeños en comparación con los de la lectura, sobre todo a la hora de consultar los registros.

Siempre que nos efectuemos las mediaciones con periodicidad, una parte de sus funciones es brindarnos un promedio de la presión sanguínea matutina y nocturna de los últimos 7 días. Un dato que se agradece si por razones médicas, debemos realizarnos un control exhaustivo.

Tiene capacidad de registro de memoria para dos usuarios distintos: 120 memorias, 60 por usuario, algo muy útil en el caso de que necesitemos realizar un seguimiento periódico, podemos llevar el baumanómetro directamente a la consulta y que el médico consulte los valores; en lugar de estar con el viejo método del lápiz y el papel. Además, incluye un práctico estuche tanto para guardarlo protegido como para poder transportarlo.

A lo igual que el Omron, permite conectarse a la aplicación Beurer Health Manager para almacenar un histórico de las mediciones y lograr una mejor visualización de los datos a través de la pc, la Tablet o el Smartphone.

Cuenta con la función de desconexión automática, es decir que al cabo de unos minutos se apagará si detecta que no está siendo utilizado.

Compacto de unos 18 x 9 x 5 cm, es el asistente ideal para nuestra salud tanto dentro como fuera de casa.

 

Otras opciones

AND Medical UA-611

[amazon box=»B00JQ7SZLO» description=» «]

Un modelo un poco más económico que el Omron, puesto que solo tiene capacidad para 30 memorias.

Su brazalete eses un poco más estrecho, de 22 a 32 cm, pero lo bueno es que podremos optar por una medida opcional de 31 a 45 cm.

Su interfaz también es sencilla, basta con presionar un botón para obtener los valores. Con el tamaño de los números de su pantalla no se queda atrás, siendo incluso mejor que el Omron en las siglas SYS, DIA y PUL, que indican la presión sistólica, diastólica y las pulsaciones, son más grandes y están sobre un fondo blanco que asegura un mejor contraste. No es que los expertos se hayan puesto “tiquimiquis” con el diseño gráfico, sino que estos detalles son de gran ayuda para la lectura en las personas mayores.

En cuanto a funciones es similar, mide la presión arterial y en caso de hipertensión lo indica mediante una escala de colores, menos exacta que una escala de valores, pero que nos valdrá para encender una alarma en caso de valores elevados.

Incorpora una tecnología desarrollada por la marca denominada “IHB: Irregular Heart Beat” (ritmo cardíaco irregular), que permite medir el pulso cardíaco detectando algunas arritmias en caso de que las hubiera, incluida la fibrilación atrial.

Su funcionamiento es mediante 4 pilas AA, y permite conectarlo a la corriente eléctrica mediante un adaptador no incluido.

Si nos preocupa el respaldo de éste tensiómetro, A&D es una marca con una larga trayectoria en aparatos médicos.

 

Medisana 510

[amazon box=»B008KWO3Q2″ description=» «]

Realiza las funciones básicas de medición de presión arterial y detección de pulso. La identificación de ciertas arritmias e hipertensión, lo hace en función de los valores recomendados por la OMS (Organización Mundial de la Salud).

La interfaz del Medisana y la pantalla han mejorado en comparación con otros modelos, eso sí, sigue en la línea de utilizar grandes botones para encender y apagar, otro para efectuar la medición, y otro más para los registros de memoria; pudiendo estar todo unificado, pudiendo ser un poco más compacto u ocupar ese espacio en la pantalla. Aun así los números son bien grandes y las lecturas lo suficiente legibles, con un buen contraste y perfectamente diferenciadas las lecturas del resto de los datos que aparecen en pantalla.

La escala de colores, que nos permite situar las irregularidades en el pulso en caso de que las tuviéramos, es un poco más desarrollada que en otros tensiómetros, valiéndose de 4 colores en lugar de 3.

Tiene una capacidad de memoria de 180 registros, 90 para cada usuario. Está certificado por la Directiva Europea CE0297.

¿La desventaja? Su tamaño. Es menos compacto y algo más pesado, aspecto que debemos tener en cuenta a la hora de viajar y poder llevar el tensiómetro.

 

Citizen CH-453

[amazon box=»B07QCWRD6K» description=» «]

Algo más caro que algunos de los aparatos que mencionamos en esta comparativa, quizás por contar con el respaldo de una marca con tecnología japonesa.

Es ideal para llevártelo de viaje gracias a su tamaño compacto de 13x 5,3 x 11,8 cm y su peso de tan solo 130 gramos.

Su uso es sencillo con el botón de Start/Stop, y es capaz de almacenar 90 memorias ofreciendo el promedio de las últimas tres lecturas tomadas y así tener un seguimiento aproximado de nuestra presión arterial.

Es de los baumanómetros sencillos que no cuentan con conexión a ninguna aplicación, pero que de todas formas tiene un detector de arritmias y sensores de movimiento que evitan malas mediciones por posturas incorrectas del brazo.

De uso sencillo y con un inflado suave, confortables y silencioso.