Saltar al contenido

Las mejores manoplas para el carrito de bebé

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

Convertirse en padre implica una preocupación constante por el bienestar del bebé. Tanto es así que a veces uno se olvida de su propio confort. También hay que pensar en uno mismo para disfrutar de los paseos con el recién nacido, incluido el invierno. Con las [amazon link=»B07BL365TD» title=»manoplas para carrito de Tititnins»], que encabeza el listado de esta comparativa, no habrá excusa para quedarse en casa.

[amazon box=»B07BL365TD» description=» «]

Para proteger las manos durante los paseos en épocas frías se han inventado las manoplas para carritos de bebés. En los países nórdicos ya existían desde hacía mucho, pero en España comenzaron a posicionarse en el mercado hace unos 9 años. Al principio a muchos papás les parecía una “auténtica tontería”, pero con el paso del tiempo se han convertido en un complemento de invierno indispensable.

Las manos se quedan congeladas al conducir el carrito durante el invierno. Por eso este tipo de manoplas ayudan a que los padres puedan llevar el cochecito en las mejores condiciones de seguridad y siempre de una forma cómoda.

Pero, alguno se preguntará: ¿para qué colocar unas manoplas si ya se ponen guantes?

Los guantes, por lo general, están pensados para proteger las manos del frío, pero no mientras se agarra algo ‒en este caso el manillar‒. He aquí el quid de la cuestión y el por qué es tan conveniente el uso de las manoplas para carritos.

La calidad es el primer criterio a la hora de elegir. Unas manoplas confeccionadas con buenos materiales aseguran su uso durante el tiempo que el niño vaya en sillita: alrededor de 3 años.

El diseño, por otra parte, marcará el estilo personal de los padres. Hay infinidad de modelos con estilos diferenciados y colores: estampados, acolchados, de eco piel… Al haber tantas propuestas, seguro que se da en el clavo con aquella que combine con el carrito.

No se preocupe por el precio, porque no es un artículo de lujo. Se encuentran modelos básicos a partir de los 10 euros y otros con tejidos sofisticados que pueden alcanzar los 30. Las manoplas para carrito de bebé son una gran opción de regalo para invierno y un acierto seguro. Han dejado de ser un artículo denostado a convertirse en uno de los complementos más demandados en aquellas ciudades donde el frío aprieta. ¿A que ya tiene una idea para el regalo de Navidad?

Las favoritas: Tititnins

[amazon box=»B07BL365TD» description=» «]

Tititnins es una firma mallorquina que, desde 2002, personaliza los cochecitos y sillitas para bebés con capotas, sacos, colchonetas, fundas…

En esta ocasión llaman la atención sus manoplas de alta calidad. La parte exterior es impermeable y el interior está confeccionado en un suave tejido polar que les aporta calor. Son compatibles con todos los modelos de cochecitos y sillas de paseo así que no hay que preocuoarse si el manillar es continuo o partido.

Dispone de multitud de diseños que se adaptan a todos los gustos: clásicos con colores pasteles, estampados de camuflaje, lunares de colores, lisos… Seguro que todo el mundo encuentra un modelo que encaje con sus preferencias.

De eco piel: Borda y Más

[amazon box=»B077S974PY» description=» «]

La empresa gallega Borda y Más lleva ofreciendo desde 2007 complementos de canastilla de bebé fabricados artesanalmente con un gusto exquisito que encandila a los padres.

Por eso sus manoplas forman parte de este listado. Están confeccionadas en pelo muy suave para mantener las manos bien calentitas y eco-piel que las hace fáciles de limpiar e impermeables. Además, están disponibles en un variado surtido de colores lisos para elegir: negro, rosa, celeste, gris claro, beige, camel y marino.

Se adaptan a todas las marcas y modelos de carritos del mercado: Bugaboo, Maclaren, Stokke, Jane, Bebecar…

Su precio es más elevado por llevar eco piel y ser artesanas, pero la verdad es que son preciosas y le dan un punto elegantísimo al carrito.

A los expertos les gustan porque tanto este modelo como con el de Tititnins, se colocan en el carrito con cremalleras dejando la barra o los mangos libres para agarrar. Esto ofrece mayor seguridad a la hora de manejarlo y empuñarlo con firmeza.

Las más técnicas: Byboom Softshell calentador de manos

[amazon box=»B01LXFM7XK» description=» «]

La pasión por ayudar a otros padres y poder ofrecerles un producto significativo de la mejor calidad y a un precio razonable, es la base de la marca alemana Byboom. Nacida de las experiencias y necesidades que sus fundadores tuvieron con su primer hijo tiene productos que piensan tanto en el bebé como en sus padres.

La manopla de Byboom Softshell ha sido confeccionada por personas que viven en lugares de montaña donde el frío, la nieve y el viento forman parte de su día a día. Por eso, sus materiales son de alta calidad y soportan las inclemencias del tiempo evitando que el frío se cuele por ninguna rendija. El material exterior de Softshell termoactivo es resistente al agua y al viento y el forro polar interior es suave y abrigado.

Al estar hecha de una sola pieza, está indicada para cochecitos con mango corrido e incluso para los que llevan el freno de mano en el manillar. Sin embargo, no es compatible con las sillas con dos mangos. Se fija fácilmente con corchetes muy resistentes.

Tiene un diseño moderno y deportivo ideal para los runners que adoran salir acompañados por su bebé. Les resultarán prácticos y cómodos incluso en los días polares del invierno.

Sencillas pero prácticas: Asalvo 8367 Manoplas color negro

[amazon box=»B00SQ5KZWE» description=» «]

Estas manoplas están diseñadas por la marca española Asalvo y pensadas para los padres que necesitan un diseño práctico que pase desapercibido en su carrito de bebé. Por eso solo las ofrecen en color negro, para que no haya quebraderos de cabeza y combinen con todo. Si a esto le añadimos su ajustado precio, será uno de los complementos de invierno más apreciados.

Son compatibles con todos los cochecitos, sin importar el tipo de manillar que tengan y se sujetan al mismo con un cierre de velcro. Incuso pueden doblarse en la muñeca para ajustarse a las manos pequeñas. La tela exterior es cortavientos e impermeable y la interior es de doble tejido polar.

La única pega que los expertos apuntan es que, como cualquier velcro, se pega en las chaquetas o los jerséis de lana y podría estropearlos. Por lo demás, cumplen su función de sobra y la relación calidad/precio es realmente buena.

Las más baratitas: NuoYo Guantes de Silla de Paseo

[amazon box=»B01KNW01EE» description=» «]

Las manoplas NuoYo son las que más valoraciones positivas acaparan por parte de expertos y padres que les han dado uso. Además de ser la mejor opción económica tiene unas características que satisfacen plenamente su función: llevar las manos calentitas en invierno.

Se colocan con velcro en cualquier manillar y se ajustan a la muñeca con otra cinta para que se adapten mejor a las mangas de los abrigos invernales. Son superimpermeables y mulliditas con forro polar por dentro.

Como desventajas cabría reseñar que quizás resulten algo aparatosas para una mano pequeña o mediana y que su tejido, al no ser traspirable, hace sudar dichas extremidades.

Pero en su conjunto, estas manoplas son una solución ideal para papás de manos grandes y climas “siberianos”.