fbpx Los mejores termómetros de baño para bebés • CompraMejor USA Saltar al contenido

Los mejores termómetros de baño para bebés

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Lo de medir la temperatura del baño de tu bebé con el codo es un método tradicional que ya utilizaban nuestras abuelas. Pero hoy en día, tanto para las primerizas como para las que prefieran no arriesgar un termómetro de agua es una buena opción.

No sólo son más precisos que el método tradicional, sino que son lo suficientemente asequibles como para poder hacernos con uno.

Además, están preparados para soportar salpicaduras o sumergirlos en el agua, como un juguete más. ¡Todo son ventajas!

Para nosotros, el mejor termómetro de baño para bebés es el de b&h Baby.

[amazon box=»B073GGVN3Q» description=» «]

Claves a tener en cuenta

Antes de hablar sobre las claves que deberemos tener en cuenta a la hora de hacernos con nuestro termómetro para baño, es importante conocer cómo debemos medir la temperatura con ellos.

Para asegurarnos de que sacamos la medida más exacta posible, lo recomendable es utilizar el termómetro de esta manera:

  • Lo primero que tenemos que hacer es introducir el termómetro antes de llenar la bañera.
  • Durante el proceso de llenado, removeremos el agua de vez en cuando para mezclarla bien.
  • Antes de sacar el termómetro, una vez con la bañera llena, removeremos una vez más el agua.

De esta forma, podremos asegurarnos de que la temperatura es lo más precisa posible.

Lo ideal para el baño de un bebé es que ronde entre los 36ºC y los 37,5ºC, por lo que regularemos el agua con la que llenamos la bañera para tratar de conseguir dicha temperatura.

Una temperatura más alta podría quemar a nuestro bebé. Sin embargo, una más baja podría hacerle pasar frío o incluso provocarle un catarro.

Diseño

Si están pensados para el baño del bebé, lo normal es que se parezcan lo más posible a un juguete. De esta forma, podrá estar flotando por la bañera sin que moleste, como un juguete más.

Por ello, deberemos cuidar que no tenga elementos puntiagudos ni detalles que puedan dañar al bebé.

Materiales

Normalmente, los termómetros de baño están fabricados en plástico, con materiales impermeables que permiten sumergir el artículo por completo.

Si compramos el termómetro por internet, deberemos asegurarnos de que cuenta con la Certificación Europea. Tengamos en cuenta que el bebé se puede llevar a la boca el nuevo “juguete” por lo que no debe estar fabricado con elementos tóxicos.

Cambio de pila

La pila del termómetro no nos durará eternamente, por lo que deberemos cerciorarnos de que se puede cambiar. Es importante, no sólo que sea fácil de cambiar por otra pila, sino que no pierda la impermeabilidad o se deteriore al abrirlo.

Es posible que encontremos termómetros que, al cambiarles la pila y volverlos a sumergir en agua, se estropean y dejan pasar el agua al interior del producto.

Funciones extra

Algunos termómetros de baño permiten medir la temperatura del ambiente. Esto nos ahorrará tener que comprar dos dispositivos en lugar de uno.

Nuestro favorito: b&h Baby

[amazon box=»B073GGVN3Q» description=» «]

Con un diseño en forma de patito, nuestro pequeño podrá jugar con él durante su baño mientras nosotros conocemos en todo momento la temperatura del agua.

Se trata de un termómetro digital que sirve para medir la temperatura del baño pero que también funciona para verificar los grados de una habitación

Es pequeño y ligero y dispone de varias certificaciones para poder utilizarlo con recién nacidos y como juguete. Además de ser un termómetro también es un reloj.

La temperatura la muestra en una pantalla LCD fácilmente visible. Tiene una precisión de +/-1ºC, perfecta para un artículo de estas características. La visualización de la temperatura está en grados Celsius o Fahrenheit. Para cambiar de una a otra simplemente presione «+» y «-» al mismo tiempo.

Cuenta con una alarma de temperatura alta y baja. El patito emite un sonido y parpadea cuando el agua está demasiado caliente o demasiado fría.

Cuando la temperatura del agua es inferior a 89.6 ℉ (32.0), la luz verde parpadea y si la temperatura es superior a 102.2 (39.0 ℃)., la luz roja parpadeará y dará la señal de alarma.

Subcampeón: Famidoc

[amazon box=»B074KDJWZ3″ description=» «]

Este termómetro para el baño tiene aspecto de pez para que los niños puedan jugar con él durante el baño. El aparato destaca por ser muy fácil de utilizar. Ni siquiera tiene botón de encendido. Simplemente se agita con la mano y se activa automáticamente.

Su reducido tamaño también permite transportarlo con facilidad por si lo queremos llevar de viaje y que nuestro bebé tome baños seguros allá donde vayamos.

Este producto puede medir la temperatura del agua de forma rápida y precisa porque tiene una sonda muy sensible que se actualiza cada cinco segundos.

Además, este termómetro del fabricante Famidoc es totalmente seguro para los más pequeños. Está fabricado de un plástico altamente calificado y suave y tiene ángulos redondeados.

En cuanto a su funcionamiento este aparato cuenta con una pantalla LCD en la zona superior donde marca la temperatura del baño. Cuando esa temperatura sea inferior a 89.6 ° F (32.0 ° C), la pantalla pondrá ‘frío’. Cuando la temperatura de medición sea igual o superior a 102.2 ° F (39 ° C), el mensaje será ‘Caliente’ y además la pantalla parpadeará y una luz LED roja se encenderá.

Otras opciones: NUK Bath

[amazon box=»B019M606N8″ description=» «]

Si tenemos un presupuesto muy ajustado y no queremos muchos alardes esta opción del NUK es interesante. Este termómetro está avalado por la marca alemana, fabricante de productos para bebés desde los años 50, y que cuenta con un gran prestigio.

Se trata de un sencillo termómetro analógico que toma la temperatura del agua gracias a un aceite de canola que es totalmente seguro. En el aparato están marcadas las temperaturas que son idóneas para el baño, las que son demasiado altas y las que son bajas.

El fabricante asegura que el termómetro es irrompible, algo básico para la seguridad de los bebés en el baño. Otro punto a su favor es que puede servir para tomar la temperatura de las habitaciones.

B&H

[amazon box=»B071WBPKW5″ description=» «]

Este aparato puede cumplir la función de termómetro y también la de juguete ya que tiene la forma de un hipopótamo con el que los bebés pueden disfrutar de un agradable rato durante el baño.

El termómetro cuenta con una pantalla LCD de lectura fácil donde marca la temperatura del agua aunque también puede hacerlo de cualquier estancia para ayudarle a garantizar un ambiente cómodo para que su bebé duerma y juegue.

La pantalla del aparato mostrará un mensaje de ‘frío’ si la temperatura del agua del baño es inferior a 89.6. Cuando la temperatura del agua sea superior a 102.2, la pantalla se iluminará de rojo y parpadeará.

Está hecho de materiales sin BPA y que cumplen con todas las normativas de seguridad.

Famidoc

[amazon box=»B01N12VI3K» description=» «]

Una alternativa que no puede ser utilizada como juguete pero que es muy económica y sirve perfectamente para determinar la temperatura del agua de la bañera.

Es muy sencillo de de usar ya que no tiene botón de encendido. El termómetro se activa automáticamente al dejarlo caer al agua o al agitarlo con la mano. Se apaga automáticamente en 30 minutos.

El funcionamiento del aparato es muy similar al de las anteriores descritos. La pantalla LCD con la cuenta muestra la temperatura en tiempo real. Si la temperatura del agua es baja, mostrará el mensaje de ‘frío’ y se pondrá de color rojo y mostrará el mensaje de ‘caliente’ si la temperatura es elevada.

El producto no tiene bordes ni esquinas afiladas. Cada ángulo es redondo y suave por lo que es totalmente seguro para los bebés.