fbpx Los mejores aparatos de sonido o ruido blanco para tu bebé • CompraMejor USA Saltar al contenido

Los mejores aparatos de sonido o ruido blanco para tu bebé

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Seguro que alguien en tu entorno te ha contado alguna vez que para dormir a su bebé tiene que encender el secador del pelo, la campana extractora de la cocina e, incluso, bajar al garaje para dar unas vueltas con el coche a horas intempestivas. No se trata de una broma y es más común de lo que parece.

Los recién nacidos están acostumbrados a los sonidos que durante 9 meses ha escuchado a través del útero materno como los latidos de su corazón acompasados con los de su madre o las voces paternas.

Se trata de los conocidos como sonidos o ruidos blancos que, bajo diversas frecuencias y ritmos, se reproducen al mismo volumen y aíslan el resto de ecos. Ayudan a calmar a los bebés y a los niños pequeños en situaciones de estrés como, por ejemplo, el cambio de pañal, el baño, un viaje en coche largo, un molesto cólico de lactante o la hora de ir a dormir.

Las marcas especializadas en puericultura son conscientes de estas desagradables situaciones a las que se enfrentan los padres primerizos y apuestan, en su catálogo, por aparatos que reproducen sonidos blancos bajo la apariencia de muñecos amorosos. Aunque no todos, como se verá a continuación.

Entre todos ellos hay un claro favorito por su diseño, por la calidad de su sonido y por la variedad en sus melodías. Se trata del [amazon link=»B06XMRCC94″ title=»Hatch Baby»], un aparato de ruido blanco que acompaña al pequeño en todas las etapas de sueño a lo largo de su crecimiento y que ayuda a crear hábitos a la hora de dormir.

[amazon box=»B06XMRCC94″]

A tener en cuenta

El diseño, en este tipo de productos infantiles, influye muchísimo a la hora de la compra. Por eso verás que muchas marcas camuflan el aparato dentro de bonitos muñecos de peluche que tanto gustan a los niños. Sin embargo, otros fabricantes optan por diseños que se asocian a una luz quitamiedos o a un altavoz. Si prefieres un modelo neutro podrás colocarlo en otros lugares de la casa sin que desentone ni rompa la estética del lugar.

Pero como ya intuyes, decorar o ambientar la habitación no es su función principal. Así que fíjate, antes de lanzarte a por uno de ellos, en las siguientes características de estos duermebebés.

  • Los sonidos. Algunos aparatos incluyen el típico sonido blanco, como el ruido del ventilador o el latido del corazón. Pero también los hay que incluyen nanas especialmente escogidas o sonidos de la naturaleza. Cuantas más opciones de sonidos tenga, mejor podrás adaptarlas a tu bebé o asociar un sonido para cada momento del día.
  • El control del volumen. La mayoría de los duermebebés tienen varias opciones de volumen para ajustarlo a las condiciones y el contexto. Recuerda que los expertos no recomiendan un volumen excesivamente alto.
  • Las funciones extra. Como leerás, la función destacada en uno de los modelos que encontrarás a continuación es que se activa con el llanto del bebé. Échale un vistazo, porque puede ser la solución a noches de insomnio para ti y para tu pequeño.
  • El apagado automático. Es importante que los aparatos incluyan o bien el apagado automático (lo hacen transcurridos unos 20 o 30 minutos) o un temporizador programable.
  • La luz de compañía. Cuatro de los cinco modelos que se describen en esta guía comparativa incluyen una luz de compañía que acompaña al sonido. Algunas iluminan el peluche, proyectan en el techo o la pared estrellas de colores o simplemente hacen de luz de compañía. En algunos la potencia de la luz también es regulable.
  • Las baterías. Los aparatos de ruido blanco diseñados exclusivamente para bebés funcionan con pilas intercambiables tipo AA o AAA que en algunos casos se incluyen. El uso de pilas en lugar de baterías recargables evita, según los fabricantes, que haya un aparato emitiendo ondas continuamente.

Colocar un duermebebés en la habitación de tu hijo reporta el mejor de los beneficios: el descanso. Es importante, desde que nacemos, que nuestro sueño sea placentero y reparador. La única advertencia que ya se ha mencionado es que el volumen se adecúe a la situación.

Los aparatos de sonido blanco que se describen aquí abajo tienen un precio que oscila entre los 30 y los 70 euros.

El favorito: Hatch Baby

[amazon box=»B06XMRCC94″]

Hatch Baby surge de la experiencia y genialidad de unos padres que tienen niños de todas las edades y que tras pasar muchas horas de sueño, decidieron crear Hatch Baby Rest, implementando en un solo aparato todas las funciones que ayudan a los más pequeños a dormir mejor.

Moderno e increíblemente funcional, es una solución que se apoya en la tecnología inteligente y personalizable, que acompañará a nuestros pequeños desde que nacen hasta que aprenden a dormir por sí solos.

Se controla desde la propia aplicación en el smartphone y permite personalizar absolutamente todo, escoger un sonido, un color, modificar la intensidad de la luz y el volumen, y hasta permite visualizar en su pantalla algunos divertidos diseños de autos, nubes o paraguas.

De esta manera tendremos una iluminación muy tenue y ruido blanco para los momentos de descanso del bebé, o una luz nocturna tranquilizadora que puede permanecer toda la noche encendida cuando los pequeños deban dormir solos.

Cuando crecen los pequeños pueden utilizarlo ya que posee algunos botones de control, pero también incluye una función que permite bloquear esos botones para que los pequeños no hagan trampa y enciendan la luz.

Otra de sus ventajas es que se puede programar para establecer rutinas de sueño. Nos permite crear programas que indiquen a los niños cuando es momento de levantarse de la cama, combinar colores y sonidos para que los pequeños sepan cuando se trata de una pequeña siesta o cuando es el momento de ir preparándose para el descanso nocturno.

Todo es versátil y combinable en el Hatch Baby, algunos padres incluso se han valido de la luz para las rutinas de baño o las comidas, ya que es un perfecto aliado y compañía tanto para los pequeños como para los padres.

Otra buena opción: Skip Hop Nightlight and Soother Elaphant

[amazon box=»B076FB21X7″]

¿Vieron lo atraídos que se sienten los bebés por los móviles? Bueno, Skip Hop lo sabe y por ello decidió sumar un proyector de luz a su aparato de ruido blanco. El protagonista y subcampeón de esta guía es su elefante, mitad luz noctura, mitad máquina de ruido blanco.

Para aquellos que no conozcan la marca, Skip Hop se especializa en productos infantiles para diferentes etapas puntuales del crecimiento, como toda su gama de productos para comer, o accesorios para el baño.

Se trata de un aparato que reproduce cuatro melodías y cuatro sonidos como el ruido blanco con latido, sonidos de la selva, el cantar de grillos en la jungla o las pacíficas olas del mar. Todos los sonidos cuenta con control de volumen.

También contiene una suave luz con una lente giratoria ajustable, que proyecta un paisaje nocturno estrellado para que los pequeños puedan ver el cielo mientras se van quedando dormidos. Además el vientre del elefante tiene una luz nocturna con control de atenuación.

Tanto los sonidos como la luz, se apagan automáticamente a los 15, 30 o 60 minutos.

Una opción portable: MyBaby Soundspa On-the-Go

[amazon box=»B07317NQKW»]

MyBaby es una linea que tiene varios productos que ayudan al descanso del bebé como sus luces de noche. Además forma parte de la maraca HoMedics, especialista en productos para cuidar y monitorizar nuestra salud.

En este caso, ha pensado en el descanso de los pequeños fuera de casa y nos ofrece una máquina de ruido blanco que podremos llevar a todos lados.

Puede colocarse colgado en los barrotes de la cuna o en el manillar del cochecito gracias al clip integrado, o quitar el mismo y utilizarla sobre una cómoda o mesa de noche.

No posee luz como algunos de estos aparatos, pero cuenta con 3 sonidos diferentes, además del clásico ruido blanco. Uno de ellos son sonidos que emulan el latidos del corazón y que resulta ser un sonido muy tranquilizador en pequeños de pocos meses de edad. También podemos optar por el ruido del océano o una canción de cuna.

Una de las ventajas es que el temporizador nos brinda opciones de apagado de 15, 30, 45 o 60 minutos, perfecto para las noche o pequeñas siestas. Pero una de sus desventajas es que los botones no están retroiluminados, con lo cual deberemos valernos de la luz nocturna si queremos manipularlo por las noches y no despertar al bebé.

El MyBaby es sin dudarlo el mejor acompañante de ruido blanco si vamos a emprender un viaje, para llevar en el automóvil o incluso si queremos usarlo en casa.

Para toda la familia: LectroFan Evo ASM1020-KK

[amazon box=»B074FL2HL2″]

El cuarto aparato de ruido blanco, de LectroFan, deja de lado el diseño infantil para que podamos colocarlo en cualquier lugar de la casa sin que desentone. Su apariencia es similar a la de un altavoz portátil en color negro y con la base en forma heptagonal.

Con este gadget no solo los más pequeños se relajarán a la hora de ir a dormir. Los adultos también podremos utilizarlo mientras echamos una siesta, leemos nuestra novela favorita o para ayudarnos en nuestra concentración.

LectroFan, que dispone de una entrada de 3,5 mm para enchufar los auriculares, proporciona diez sonidos de ventiladores, diez de ruido blanco, rosa o marrón, y dos sonidos del océano, uno en calma y otro con oleaje.

La diferencia del sonido rosa y marrón con el blanco es la frecuencia en la que se emite. Para los bebés se recomienda el blanco, que emite una señal lineal que contiene todas las frecuencias con la misma potencia.

El volumen, por su parte, es ajustable, y el aparato dispone de un temporizador para que se apague transcurrido un tiempo.

A diferencia del resto, se carga a la red con un cable CA (Corriente Alterna) o a través de un puerto USB.

El mejor precio: Bubzi Co Búho

[amazon box=»B06Y5Q5XRB»]

Este simpático buhito, de la marca australiana Bubzi Co, una compañía, afincada en Sidney, fue fundada por Elijah y Angela, un matrimonio cuyo objetivo es ayudar a los recién estrenados papás en los cuidados de sus vástagos. Para ello, han creado bellísimos artículos de calidad utilizando las últimas tecnologías.

Además, es una compañía solidaria que dona parte de sus ingresos a la organización Postpartum Support International para ayudar a tratar la depresión postparto que muchas madres sufren tras dar a luz.

Su búho de peluche incorpora un aparato que emite sonidos y luces relajantes. Podrás escoger entre diez melodías clásicas como Minuet o Baa Baa Black Sheep, así como el trino de los pájaros, el latido del corazón y otros ruidos blancos. Incluye una cinta con velcro para ajustarlo a los barrotes de la cuna y se apaga automáticamente transcurridos 30 minutos.

También ofrece cinco opciones de volumen para ajustarlo a nuestro gusto, así como un proyector de estrellas de colores que captarán la atención del pequeño.

El aparato en sí, de plástico y circular, cabe en un bolsillo y se puede llevar de paseo sin necesidad de cargar con el búho. De este modo, el peluche se lava cuando esté sucio.

Funciona con pilas y, aunque pueda resultar un engorro, ha sido diseñado así para evitar cualquier tipo de onda que pueda ser perjudicial para el bebé.